Algunas mujeres Llegan e expresar que no han deseado nunca tener hijos, que no han sentido eso de “la llamada de la madre"....pero, aún así, Dios les concedió el don de la maternidad.... Para otras, el deseo de tener un hijo, es una una necesidad ineludible, cercano al instinto. Es algo que está más allá de ser mujer..... un deseo que escapa a su voluntad, a su capacidad para racionalizar, e incluso a sus emociones.

jueves, marzo 17

POR NUESTROS HERMANOS DEL JAPÓN

Querido Dios:
En medio de todas las desgracias,
Insatisfacciones y decepciones,
confío en ti.
Sé que nunca me dejarás solo
y que cumplirás tus promesas divinas.
No temo, porque estás conmigo;
Porque  eres mi  Dios que me protege;
en medio de la desesperación, y
de la oscuridad.
Tengo Esperanza
Porque sé  que existe el
amor, y confío en el mañana,
¡Oh, Señor! Refuerza mi esperanza,
Me has enviado otra prueba más,
Dame tu mano y ayúdame a pasarla
Nunca dejes que olvide que tu nombre es Amor.
Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario