Algunas mujeres Llegan e expresar que no han deseado nunca tener hijos, que no han sentido eso de “la llamada de la madre"....pero, aún así, Dios les concedió el don de la maternidad.... Para otras, el deseo de tener un hijo, es una una necesidad ineludible, cercano al instinto. Es algo que está más allá de ser mujer..... un deseo que escapa a su voluntad, a su capacidad para racionalizar, e incluso a sus emociones.

domingo, febrero 20

A MI ESTIMADO CORAZÓN

A ti que lates fuertemente dentro de mi pecho,
nunca te han dicho: no dés más de lo que recibes...
pues deberías hacer caso, a veces, a estas palabras sabias.
No se trata de dar para recibir....se trata de que valoren lo que tú das.
Sino corresponden a la entrega que tienes,
sino comprenden que decir te quiero no es una frase repetida y sin sentido; entonces, diste más de lo que debiste....recuerdas aquellos días que esperabas una muestra de cariño y solo recibistes daño,
son aquellos días los que te demuestran que simplemente no te valoraron...
dá un paso al costado mi estimado corazon y sigue tu camino y si miras atrás, que no sea para volver a ser herido, aprende que quién no merece no recibe...
el tiempo sana y compensa sé paciente, de lo malo saca lo bueno
y de lo bueno.....¡lo muy bueno!.... de todo se aprende como dicen:
"la grandeza del ser humano está en levantarse despues de una caída"....
pues ésta es una de las caídas de tu vida...vamos tenemos mucho camino por recorrer
muchas experiencias que vivir y muchas caidas de las cuales levantarnos.
Confío en tí, mi querido corazon!!!! y sigamos el camino
además si cada uno recibe lo que dá, pues ya nos vendrán tiempo mejores,
eso tenlo por seguro entonces sigamos adelante, la vida tiene que continuar..
Anónimo

viernes, febrero 11

MI JUVENTUD...EN BUSCA DEL AMOR

Terminé la secundaria, y como toda jovencita estaba llena de ilusiones, seguir estudios superiores.....ingresar a la Universidad ha sido uno de mis logros más preciados, mis estudios me costaron mucho esfuerzo, pues estudiaba y trabajaba, pero la soledad no se apartaba de mí.  No niego que he tenido uno que otro admirador, pero ninguno de ellos logró hacerme sentir el amor que soñaba... o tal vez yo he sido mi peor juez....creo que yo misma no me aprobaba para soñar y enamorarme.
Eran tan grandes mis traumas que no permitía que alguno de mis admiradores me viera caminar...ahora que lo pienso fuí tan cruel conmigo misma.....¡¡Cuánto afecta una enfermedad así!!