Algunas mujeres Llegan e expresar que no han deseado nunca tener hijos, que no han sentido eso de “la llamada de la madre"....pero, aún así, Dios les concedió el don de la maternidad.... Para otras, el deseo de tener un hijo, es una una necesidad ineludible, cercano al instinto. Es algo que está más allá de ser mujer..... un deseo que escapa a su voluntad, a su capacidad para racionalizar, e incluso a sus emociones.

viernes, enero 7

YO NO NACÍ PARA AMAR....NADIE NACIÓ PARA MÍ: MI SEGUNDA GRAN FRUSTRACION

Viví una adolescencia queriendo hacer todo lo que mis amigas hacían: lucir un vestido, una falda, una mini, usar sandalias (mi pie es algo deforme),  pero llegaba la impotencia al ver mis limitaciones. Si alguna vez iba a una fiesta solo me sentaba (a pesar de lo mucho que me gustaba bailar), si me sacaba algún chico, decía no...recuerdo que una vez uno me dijo: ¿para qué vienes entonces?...al baile se viene a bailar y no a estar sentada..  ¡¡qué vergüenza senti!!...pero todo me lo tragaba y lloraba en casa amargamente...preguntando siempre el ¿porqué a mí? y nunca encontrando respuesta.
Mis amigas empezaron a tener enamorado...y yo no...ningún chico se me declaraba... a pesar de que me gustaba alguno...pero como mujer tenia que esperar que él tome la iniciativa...y nunca llegó eso.
Entonces me decía a mí misma: "todavía no es tiempo cuando llegue a ser promoción derepente allí pueda tener un novio"...y nunca llegó eso.
Entonces empezé a crear sueños, soy muy romántica e ilusa, en donde  yo era la chica a la que muchos chicos pretendían, sueños, sueños y más sueños, porque tenía una gran fantasía pero... nunca llegó eso
Ahora sé que nunca fuí amada, creo que no nací para amar...que nadie nació para mí (como lo dice Juan Gabriel, en su hermosa canción)... Esta realidad fué muy trisssssste, porqué no puedo ser amada si tengo  tanto amor que dar, tanto amor y tener que reprimirselo, sentir que quiere explotar en el pecho y no poder entregarlo a nadie, ni a un hombre...ni a un hijo...¡¡cuánta soledad se siente!!......

MI ADOLESCENCIA Y MIS TRAUMAS


Cuando empezó mi etapa escolar, fué cuando aparecieron mis traumas, cuando empezé a compararme con los demás niños, cuando tomé conciencia de mi problema físico. Los defectos físicos suelen ser el blanco de burlas y esto puede causar  traumas difíciles de superar, puede malograrle la vida a un adolescente, más aún cuando nuestra sociedad  le dá mucha importancia al aspecto físico.
Recuerdo que una vez salí a bailar en una actividad de la escuela, siempre salia a recitar, era la primera vez que me animaba a bailar en público, estuve tan entusiasmada, me sentía tan bien...hasta que una profesora me dijo con una cara tan deprimente: "tú no debes bailar..no se ve bien".   Otra dijo: "recitas muy bonito, y eres muy linda, pero qué lastima que no puedas bailar bien".  Esas frases fueron puñales para mí, ellas nunca supieron cuanto daño me hicieron sus palabras.
Esta etapa fue crucial para mi en cuanto a mis problema de aceptacion...¡¡no me gustaba  mi caminar!!, y este trauma sumada a mi infertilidad me ha trazado el camino para mi eterna soledad y me ha grabado esa mirada triste que aparece en toda las fotos que tengo.
Ahora sé que si un niño con defectos físicos recibe la fortaleza interna, trabajada por sus padres, podrá manejar estos traumas. Así que por favor, padres para saber si un defecto va a ser traumático (o no) para su hijo, los expertos sugieren ponerse en el lugar de él y sentir que una alteración puede ser estresante, o, en cambio, la  oportunidad de demostrar la fortaleza interna.
Gracias a Dios que actualmente se controló esta horrible enfermedad:  La polio